Orlos

Los orlos, también denominados cromornos en el mundo anglosajón, pertenecen también, como las chirimías y los bajones, a la familia de los instrumentos de doble lengüeta, aunque en este caso se enmarcan dentro de la sub-categoría de instrumentos de cápsula. Esto es porque la doble lengüeta va dentro de una cápsula por la cual se introduce el aire. El sonido se produce cuando ese aire pasa a través de la lengüeta y de ahí al resto del instrumento. Es decir, que la lengüeta no esta nunca en contacto con los labios del ejecutante, como era el caso de las chirimías o los bajones. Sería un mecanismo similar al de una gaita, pero donde el fuelle es "humano".

Instrumento músico de boca en forma de cayado, y porque las orlas van dando vueltas, este instrumento se llamó orlo, por ser volteado. Sebastián de Covarrubias,  Tesoro de la Lengua Española o Castellana, 1611.

Son instrumentos hoy día injustamente olvidados, pero que tuvieron un importante papel tanto en la música sacra, como en la música profana. Han sido citados en muchas de las capillas de música españolas del siglo XVI (Granada o Sevilla), incluso en la Catedral de Salamanca se conserva un juego completo de estos instrumentos. Su sonido, marcadamente nasal y con una gran riqueza de armónicos, está fuera de la estética actual de la música sacra, por lo que el empleo de estos instrumentos en esta música es inexistente, aunque paradójicamente, el orlo ha pervivido gracias a que ha constituido un registro del órgano basado en un mecanismo de lengüeta metálica.

Ya en el tratado de Sebastian Virgung (Musica Getutscht, 1511) se recoge una lámina (figura superior) con un conjunto de orlos (soprano, alto, tenor y bajo) . Son instrumentos que se tañen en conjunto, pues su peculiar sonido difícilmente empasta con otro tipo de instrumentos, mientras que en conjunto adquieren sonoridades compactas y brillantes. Estos instrumetos todavía siguen vigentes en el siglo XVII, tal como puede verse en Syntagma Musicum II (Michael Praetorius, 1619), aunque terminarían por extinguirse prácticamente en el propio siglo XVII. Su limitación al no poder ejecutar notas más allá de una octava y una tercera, así como la evolucion de la música terminarían por acabar con esta familia de instrumentos.

Constructores e instrumentos

  1. Stefan Beck
    • Conjunto de orlos (soprano, alto, tenor, bajo), sobre el instrumento I-MILLA, del Kunsthistorisches Museum de Viena (siglo XVI) 440 Hz., Berlín (Alemania) ***** 2004

 

Proximos conciertos

No se han encontrado eventos

Facebook

 
 

Twitter

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Ya están en funcionamiento las cookies esenciales del sitio. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site./ Acepto el uso de cookies de este sitio

EU Cookie Directive Module Information